El informe llega acompañado de noticias positivas para el sector en España, que encadena en 2017 una cuarta subida, al convertir los 223,2 millones de euros recaudados en 2016 en 269,2. Esto supone un crecimiento del 20,6%, el cual, agregado al 14,7% más de facturación que se logró en el año previo, ha dejado las cifras en niveles superiores a los registrados en 2012, cuando se produjo la subida del IVA al tramo más alto, el 21%.

Desde el punto de vista de las Giras Internacionales, la gira de Ricky Martin fue la que más público congregó en España a lo largo de 2017, con 115.806 personas en 13 conciertos. Le siguieron Guns N’ Roses, que en dos shows reunieron a 91.200 asistentes y Maluma, con nueve actuaciones y 70.914 espectadores. 2017 fue además el año en el que nos visitaron The Rolling Stones, Aerosmith, U2, Morat, Luis Fonsi, Ed Sheeran y Bruno Mars.

Entre los españoles, la gran locomotora del directo ha sido Melendi, con los 37 conciertos de su tour Quítate las gafas y 208.972 espectadores en total, seguido por Joaquín Sabina, quien ha protagonizado la gira más esperada del año, con su nuevo disco Lo niego todo, tras ocho años de silencio. Por detrás: David Bisbal, Vanesa Martín, Manuel Carrasco, Raphael, Antonio Orozco, India Martínez, Dani Martín y Miguel Bosé.

Giras internacionales, APM

La bajada del IVA cultural al 10% es, según consideran fuentes de este informe, una de las principales explicaciones de las buenas cifras del sector, aunque el impuesto sigue estando por encima de la cifra de la que partía en 2012, el 8%.

Respecto a los festivales, se mantienen más o menos estables las grandes cifras y posiciones de años previos en la primera línea, con el Arenal Sound de Burriana (Castellón) como el primero por asistencia una vez más (300.000 personas en seis jornadas).

Le siguieron el Rototom Sunsplash de Benicàssim, en Castellón (250.000 en ocho días), el barcelonés Primavera Sound (208.400 en cuatro jornadas) y Viña Rock, en la localidad albaceteña de Villarrobledo (200.000 en otros cuatro días) y el Festival Internacional de Benicàssim (177.000 en cuatro jornadas).

Se cuelan en el "top 10" Medusa Sunbeach de Cullera, en Valencia (165.000 en siete jornadas), y el almeriense Dreambeach de Cuevas de Almanzora (160.000 en seis), por delante del madrileño Mad Cool (135.000 en tres días), el Weekend Beach en la malagueña Torre del Mar (132.000 en cuatro), otra incorporación a los más festivales potentes, y cierra el barcelonés y veterano Sónar (123.000 en 3).