Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta qué pasa si un cocinero gordo se tatúa una estrella en la barriga.