Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta qué ocurre si una oveja le presenta al dueño a otra oveja