La quinoa es novedosa para nosotros, pero en realidad es un alimento que se consume desde hace 7.000 años en América Latina. Se ha extendido al resto del mundo por su fama de superalimento debido a sus nutrientes y ahora ya la encontramos en cualquier supermercado.

La quinoa tiene muchos beneficios para la salud. Es una semilla, parecida a los cereales tradicionales como el arroz o el maíz. Hay 3 tipos de quinoa: blanca, roja y negra.

¿Por qué incluir quinoa en nuestra dieta diaria?

Según la FAO,

  • Es una gran fuente de proteínas.
  • Contiene aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas.
  • La quinoa no contiene gluten, es perfecta para los celíacos.
  • Nos aporta hierro, calcio y zinc.
  • Equilibra los niveles hormonales en la mujer.
  • Tiene un alto contenido en fibra y es un alimento saciante.

Es un alimento bueno para todos... Lo pueden tomar niños y embarazadas, también los deportistas, las personas con diabetes, es bueno para la depresión, para regular el colesterol, para combatir el estreñimiento, y está incluida en dietas de adelgazamiento.

La quinoa se puede consumir de muchas maneras

Puedes echar un puñado dentro de un yogur por ejemplo, como aderezo en ensaladas, como pasta para una sopa, o también puedes molerla y hacer una harina de quinoa.

quinoa

La cáscara de la quinoa contiene saponinas. Para quitarle el sabor amargo, lávala agitándola durante unos minutos en agua, hasta que suelte toda la espuma.

Para su cocción, se ponen a hervir dos partes de agua por una de quinoa a fuego muy suave durante 12-15 minutos (si te pasas quedará pastosa). Cuando doble su volumen, la colamos y ya la tenemos lista para consumir.

A mí me gusta comerla en ensalada, me parece que tiene un sabor muy rico. Anímate a probarla, ya verás qué buena está...

Un beso de Ruth Medina.