Seguro que esta situación te suena: sábado noche, decides pedir unas pizzas para cenar con tu gente. Sobra un cachito y a la mañana siguiente, te está esperando tan apetitoso, y con una carga de responsabilidad por creer que estás haciendo las cosas mal impresionantes, pero, realmente esto es tan malo como creemos. Vamos a analizarlo, pero ya te voy adelantando que, si eres fan de la pizza fría, tengo buenas noticias para ti.

Resulta que, si piensas que no respetas tu cuerpo por estar comiendo pizza al desayuno, es justo al contrario: estás consumiendo algo mucho más nutritivo que quien come un bol de cereal con leche. ¿Qué, cómo te quedas?

Y no lo digo yo, lo afirma la nutricionista Chelsey Amer durante una entrevista a The Independent.

pizza 01

Siempre hemos creído que una de las mejores cosas que podemos desayunar es un bol de cereales con leche y al final, los estudios demuestran que esto no es necesariamente tal cual lo pensamos. No digo que sea malo, sino que puede haber otras opciones con la misma carga calórica que sean más nutritivas. Por supuesto cuando hablamos de cereales nos referimos a los típicos llenos de azúcar y no a granola o avena. Así lo deja ver la nutricionista Chelsey Amer:

Es posible que se sorprenda al descubrir que una porción de pizza y un tazón de cereales con leche entera contienen casi la misma cantidad de calorías. Sin embargo, la pizza contiene una ración de proteínas mucho más grande, que te mantendrá lleno y aumentará la saciedad durante toda la mañana. Además, una porción de pizza contiene más grasa y mucho menos azúcar que la mayoría de los cereales fríos, por lo que no experimentará un rápido desplome del azúcar.

Por supuesto, esto no quiere decir que la pizza sea un alimento sano y que ahora se deba reemplazar todos sus desayunos por ella, pero no nos hará sentir tan mal cuando nos tomemos una porción de pizza para desayunar algún día suelto.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de акварель и иллюстрации (@alenaganzhela) el

Feliz tarde de domingo.

Un besazo de Dani Vara.